Preguntas frecuentes

/Preguntas frecuentes
Preguntas frecuentes2018-12-03T14:18:30+00:00

Sobre Emisiones Contaminantes

¿Qué tipo de tecnología puede usar mi empresa para el tratamiento de emisiones contaminantes?

Dependiendo del tipo de emisiones que tengáis que tratar, vuestra empresa puede utilizar la tecnología de la oxidación térmica regenerativa o catalítica, o un sistema de lavado de gases o Scrubbers, catalizadores, filtros de carbón activado, etc. En cualquier caso, en Tecam Group estudiaremos en profundidad vuestro caso y os propondremos la solución tecnológica que mejor se adapte a las necesidades de vuestra empresa.

¿Qué tipo de emisiones contaminantes se pueden tratar con tecnología RTO?

Los equipos de tecnología de Oxidación Térmica Regenerativa (RTO, por su siglas en inglés) están diseñados para el tratamiento de emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles o COVs derivados de procesos productivos de la industria. La tecnología RTO está indicada para tratar una gran variedad de disolventes, con volúmenes de aire a tratar desde 1o.000 hasta 100.000 m3/h y con una concentración de disolventes de media a alta.

¿Qué tipo de emisiones contaminantes se pueden tratar con la tecnología RCO?

La tecnología de Oxidación Catalítica Regenerativa (RCO, por sus siglas en inglés) está diseñada para el tratamiento de las emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles o COVs derivados de procesos productivos de la industria. La tecnología RCO está indicada para tratar volúmenes de aire de 1.000 a 30.000 m3/h y con una concentración de disolventes de media a baja.

¿Se pueden tratar todos los gases con la tecnología RTO?

La Oxidación Térmica Regenerativa (RTO, en sus siglas en inglés) está especialmente diseñada para el tratamiento de emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles o COVs que se derivan de los procesos de producción en la industria.

Para otro tipo de gases, por favor, consultadnos qué tecnología sería la más apropiada.

¿Cómo funciona la Oxidación Térmica Regenerativa o RTO?

Normalmente, un equipo de Oxidación Térmica Regenerativa (RTO) está compuesto de 3 torres que permiten secuencias en 3 fases para un correcto funcionamiento.

En la fase 1, el flujo de gas a tratar entra por la primera torre, el gas ya oxidado en la cámara de combustión sale por la segunda torre, y en la tercera torre se realiza una breve purga para eliminar la posibilidad que gases aún no tratados salgan por la chimenea.

En la fase 2, el flujo de gas a tratar entra por la segunda torre (donde en la fase anterior se producía la salida de los gases ya tratados), el gas ya oxidado en la cámara de combustión sale por la tercera torre (donde en la fase 1 se realizó la purga), y en la primera torre se realiza una breve purga (era la torre donde en la fase previa entraba el gas a tratar).

En la torre donde se produce la entrada del gas durante cualquier fase es donde se lleva a cabo la purga en la siguiente fase, para evitar fugas de aire sin tratar. Gracias a este proceso de purga, se evita la posibilidad de que los gases que hayan entrado al equipo de Oxidación Térmica Regenerativa o RTO pero que no hayan pasado ni por el lecho cerámico ni por la cámara de combustión puedan salir a la atmósfera con niveles de Compuestos Orgánicos Volátiles que superarían los máximos permitidos por la normativa actual.

La purga se lleva a cabo durante un breve periodo de tiempo y no dura durante todo el proceso. Para evitar problemas de emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles a la atmosfera, hay que esperar a que salgan los gases que ocupan el área de la torre que existe debajo de la cámara de combustión.

En la fase 3, el flujo de aire a tratar entra en la tercera torre (en la fase anterior, de esta torre salía el aire tratado), entonces los gases ya oxidados de la cámara de combustión salen de la primera torre (donde en la fase 2 se realizaba la purga) y la segunda torre es un pequeño drenaje (en la fase anterior aquí entraban los gases para ser tratados).

El motivo de realizar los cambios de entrada se debe al aprovechamiento del calor latente del lecho cerámico, para conseguir una importante eficiencia térmica. Cuando salen los gases tratados calientan el lecho cerámico, a la vez que reducen su temperatura. En la siguiente fase, los gases fríos que llegan del proceso productivo, pasan por el lecho cerámico que en la fase anterior se había calentado con los gases de salida. De esta manera, se precalientan los gases y el consumo de gas en el quemador de la cámara de combustión disminuye de manera significativa.

En principio, deberían alternarse estas fases para crear un ciclo donde la fase 3 daría paso de nuevo a la fase 1. Sin embargo, para un rendimiento óptimo, el equipo de Oxidación Térmica Regenerativa o RTO puede aceptar cambios de fase mediante un sistema de control y basado en unos sensores incorporados.

Además de esas fases, la unidad de Oxidación Térmica Regenerativa contiene un bypass, que se denomina “hot bypass” y que conecta directamente el ordenador de control con la chimenea. Cuando la temperatura de la cámara de combustión alcanza valores superiores a los 800ºC, esta válvula se abre y permite que los gases ya tratados salgan por la chimenea hacia la atmósfera, sin que tengan que pasar por el lecho cerámico de una de las torres para evitar que el exceso de temperatura pueda dañar la cerámica.

¿Cómo funciona la tecnología RCO?

Por norma general, los equipos de Oxidación Catalítica Regenerativa (RCO) están compuestos por 2 torres que permiten una secuencia de 2 fases para un correcto desarrollo.

En la fase 1, el flujo de aire a tratar entra por una de las dos torres (por ejemplo, la torre de la izquierda), y el gas ya oxidado en la cámara de combustión sale por la otra torre, la de la derecha, hacia la atmosfera, a través de la chimenea.

En la fase 2, el flujo de gas a tratar entra por la torre de la derecha (en la anterior fase era la torre de salida de los gases ya tratados), el gas ya oxidado en la cámara de combustión pasa por la torre de la izquierda (donde en la fase 1 se realizó la entrada de los gases) y sale hacia la atmósfera.

La razón por la cual se realizan los cambios de entrada se debe al aprovechamiento del calor latente del lecho cerámico, mediante el cual se consigue una importante eficiencia térmica. Al salir, los gases tratados calientan el lecho cerámico a la vez que reducen su temperatura. En la siguiente fase, los gases fríos que llegan procedentes del proceso productivo, pasan por el lecho cerámico que en la fase anterior se había calentado con los gases de salida. De esta manera, se precalientan los gases y el consumo de gas en el quemador de la cámara de combustión disminuye de una manera importante.

Además de estas fases, el equipo de Oxidación Catalítica Regenerativa (RCO) presenta un bypass que permite entrar aire fresco a la cámara de combustión (llamado “hot bypass”). Cuando la temperatura de la cámara de combustión alcanza valores superiores a 500ºC, se abre la válvula y permite la entrada de aire fresco para reducir la temperatura de dicha cámara y así evitar problemas por un exceso de temperatura que pueda dañar el catalizador.

Sobre la Gestión de Residuos Industriales

¿Cómo funciona la Incineración?

En este tipo de valorización, los residuos se oxidan a altas temperaturas gracias a la acción del oxígeno, lo cual permite su combustión. Para una total seguridad, los equipos de incineración disponen de diversas etapas de filtración: la primera, en la cámara secundaria del incinerador, denominada de lavado de gases o de post-combustión, trabaja a 1.100ºC y es parte fundamental del incinerador. Después se realiza una inyección de bicarbonato sódico y otra de carbón activo. Los gases, ya enfriados, pasan a un filtro de mangas, donde se retienen las partículas sólidas y, a continuación, se inyecta una solución amoniacal. Todo este proceso garantiza un control en las emisiones de olores, de Compuestos Orgánicos Volátiles, de gases de combustión y de emisión de metales pesados, para su correcto procesamiento y un resultado final seguro para la salud pública y el medioambiente.

¿Se considera la Incineración un método de valorización plenamente aceptado?

La valorización de residuos es una práctica necesaria para tratar, reciclar y darle un nuevo valor a los residuos procedentes de la actividad humana e industrial. La incineración es un tipo de valorización que ofrece una seguridad y ventajas que la hacen idónea para el tratamiento de residuos de procedencia urbana e industrial, muy extendida en numerosos países. Aun así, todavía se trata de un proceso un tanto desconocido y que cuenta con defensores y detractores, debido a algunas prácticas dudosas llevadas a cabo en el pasado.

Sin embargo, la incineración de residuos se somete a los controles más estrictos y exigentes. Al tratarse de un tipo de valorización tan controlada, resulta una solución eficaz para el tratamiento de residuos, segura para las personas y el medioambiente, y muy extendida en numerosos países.

¿Qué ventajas tiene la Incineración de Residuos?

La incineración es un método de valorización para el tratamiento de residuos sólidos y líquidos, que los elimina de una manera eficiente y controlada y que genera tan solo un 3% de cenizas. Aparte de eso, no genera ningún otro residuo. Este aspecto, junto con el hecho de que se lleva a cabo bajo los más estrictos controles, hace que la incineración sea una solución ideal para el tratamiento de residuos sólidos y líquidos de origen industria, urbano, hospitalario, animal, etc.

¿Dónde/Cómo puedo comprar un equipo de tecnología medioambiental de Tecam Group?

Puedes ponerte en contacto con nosotros mediante cualquiera de las siguientes formas, y un miembro de nuestro equipo comercial se pondrá en contacto contigo lo antes posible:

Email: sales@tecamgroup.com

Telf: +34 93 428 11 54
(Idiomas Hablados: Español e Inglés)