Gestión de Residuos Industriales

/Gestión de Residuos Industriales
Gestión de Residuos Industriales2018-12-03T14:17:33+00:00

Gestión de residuos sólidos y residuos peligrosos generados durante los procesos de producción.

La valorización de residuos es una práctica necesaria para tratar, reciclar y darle un nuevo valor a los residuos procedentes de la actividad humana e industrial. La incineración es un tipo de valorización que ofrece una seguridad y ventajas que la hacen idónea para la gestión de residuos industriales, muy extendida en numerosos países. Aun así, todavía se trata de un proceso un tanto desconocido y que cuenta con defensores y detractores, debido a algunas prácticas dudosas llevadas a cabo en el pasado.

Sin embargo, a partir de la adopción de la directiva europea 2000/76/CE del año 2000, la incineración de residuos se somete a los controles más estrictos y exigentes. Al tratarse de un tipo de valorización tan controlada, resulta una solución eficaz para la gestión de residuos, segura para las personas y el medioambiente, y muy extendida en numerosos países.

Aplicaciones

  • Residuos Industriales
  • Residuos Peligrosos
  • Residuos Sólidos
  • Residuos Líquidos
  • Residuos Sanitarios y Hospitalarios
  • Residuos de Planta de Reciclaje
  • Residuos de Mataderos
  • Etc.

Ventajas

  • Se pueden tratar diferentes tipos de residuos, como los residuos industriales, residuos peligrosos, residuos sanitarios, etc.
  • No requiere demasiado espacio
  • No genera ningún residuo
  • Recuperación Energética (Waste to Energy) – Los incineradores pueden reutilizar los residuos para generar agua caliente, vapor o energía eléctrica, lo que implica un ahorro de costes.

Waste to Energy

NUESTROS EQUIPOS PUEDEN REUTILIZAR LOS RESIDUOS

PARA GENERAR AGUA CALIENTE, VAPOR O ELECTRICIDAD

Una de las ventajas de nuestros sistemas de incineración es la Recuperación Energética o Waste to Energy (en inglés). Esto significa que nuestros incineradores pueden reutilizar el poder calorífico de los residuos a incinerar para generar energía extra para el cliente, en forma de agua caliente, vapor o electricidad. Este energía extra se puede utilizar a nivel interno en la planta de producción del cliente para procesos productivos.

Esto supone un AHORRO DE COSTES importante para la planta de producción.

Ejemplo de un Sistema de Incineración de Residuos

Características Técnicas

  • Varios modelos y tamaños desde 300 a 10.000 kg/día
  • Fácil de cargar y de fácil manejo
  • Altura de carga baja
  • Incluidos conductos para tareas pesadas
  • Opciones para meter a presión
  • Sin emisiones visibles ni olores
  • Preinstalación de tuberías y cableado en fábrica
  • Sin fugas de grasa//aceite
  • De larga duración
  • Control de temperatura automática para una máxima eficiencia

La capacidad de incineración de los equipos se basa en dos o tres cargas al día (8-10 horas) dependiendo de la densidad y del poder calorífico del material a ser incinerado, incluido el tiempo de enfriamiento requerido por cada equipo.

¿Cómo funciona un Incinerador?

En este tipo de valorización, los residuos sólidos y/o líquidos se oxidan a altas temperaturas gracias a la acción del oxígeno, lo cual permite su combustión. Para una total seguridad, los equipos de incineración disponen de diversas etapas de filtración: la primera, en la cámara secundaria del incinerador, denominada de lavado de gases o de post-combustión, trabaja a 1.100ºC y es parte fundamental del incinerador. Después se realiza una inyección de bicarbonato sódico y otra de carbón activo. Los gases, ya enfriados, pasan a un filtro de mangas, donde se retienen las partículas sólidas y, a continuación, se inyecta una solución amoniacal. Todo este proceso garantiza un control en las emisiones contaminantes, de olores, de Compuestos Orgánicos Volátiles, de gases de combustión y de emisión de metales pesados, para su correcto procesamiento y un resultado final seguro para las personas y el medioambiente.

Solicita información